Search
  • CabaCaz

Cómo elegir la fuente de energía más adecuada para tu vivienda


Uno de los asuntos que más se reflexiona a la hora de iniciar nuestra vida en un nuevo hogar es qué tipo de energía a contratar. La selección del tipo de suministro en nuestra casa viene definida fundamentalmente por el método de climatización de que dispongamos o pensemos emplear en ella. Por lo cual, a la hora de decidirnos por un sistema, y con el objetivo de conseguir el máximo de eficiencia y rentabilidad al consumo energético del hogar, tenemos que observar con atención a los suministros aptos y disponibles en la zona, los metros por la que está compuesta la vivienda, el modelo de vivienda o edificio y, si se trata de una obra nueva o una reforma, el tipo de calificación energética que se quiere conseguir.

Entran muchos factores a considerar, no obstante uno de los más esenciales es tener conocimiento de cuál va a ser el consumo eléctrico de la vivienda, si partimos de esa base ya podemos empezar a equiparar.

¿Qué clase de energía escoger?

Una de las finalidades como usuario es lograr desembolsar lo menos posible y al mejor precio, de modo que tenemos que contrastar la luz y el gas de cada comercializadora para alcanzar el máximo ahorro.

Los cuatro tipos de energía que hay son: electricidad, gas natural, gas propano, gas de butano y gasoil.

No hay ninguna que podamos evaluarla y clasificarla como la mejor, sino que según la clase de gasto que se tenga conocerás cual es la más apropiada para ti. Sigue leyendo para conocer un poco más y saber cual elegir.

¿Electricidad como tipo de energía elegida?



La electricidad como fuente de energía para la obtención de calefacción o agua caliente sanitaria, es una buena elección en el caso de hogares pequeños a los que no llegue otro sistema de suministro como el gas , debido a que es limpio, inequívoco, no produce gases directamente al consumirla y precisa por lo general poca capacidad para su instalación. La desventaja que muestra es que experimenta un consumo más elevado, por lo que se tendría que analizar bien el caso de su rendimiento y beneficio de cara a otros combustibles. Por lo su recomendación en este caso es más apropiado para consumos pequeños, en segundas residencias o casas ubicadas en áreas más cálidas.

Entre los métodos más empleados para la difusión del calor a través de la electricidad tenemos la calefacción eléctrica por convectores, calefacción eléctrica por acumulación, emisores termoeléctricos, suelo radiante, y uno de los más eficaces en la actualidad, es la bomba de calor.

¿Gas propano, natural o butano como tipo de energía elegida?

Gas propano: es el cual lo conseguimos gracias al petróleo, está compuesto por hidrógeno y carbono. Es un gas inodoro, incoloro, no tóxico y lo más principal es que coopera con el medio ambiente. Se suele utilizar en zonas en las que hay temperaturas muy bajas ya que es muy eficaz.

Gas natural: Se distingue por ser el combustible fósil con menos choque medioambiental, por lo que se denomina como un combustible limpio, seguro y eficaz. Es la fuente de energía corriente más limpia, menos contaminante y que no precisa almacenamiento.

La eficacia con este tipo de combustible está creciendo de modo significativo con el empleo de de calderas de condensación, ya que no implica un gran coste, ni espacio en su instalación y origina menos emisiones de CO2 que otros combustibles fósiles.

A través de las calderas de condensación podemos generar calefacción empleando radiadores, suelo radiante o calefacción radiante. Funciona de manera muy competente con agua localizada entre los 35 y 45ºC y suministra el calor de forma continua y sin cambios rápidos.

Por consiguiente, siempre que contemos con una red de gas natural , tenemos que considerar que este método se expone como una de las mejores opciones para la climatización de la vivienda, pudiéndose alimentar también, con paneles solares térmicos.

Respecto al precio,con este tipo de gas, hay dos maneras de conseguirlo: A través del gobierno, ya que está dentro del mercado regulado, en el que los precios los marca el gobierno. Las Comercializadoras de Referencia nombradas por el Gobierno son las únicas que pueden ofrecer las Tarifas de Último Recurso (TUR), propias del mercado regulado, con los siguientes costes:

  1. TUR 1, uso anual de ≤ 5.000 kWh por 4,27 €/mes termino fijo y el término variable 0,0559 €/kWh.

  2. TUR 2, uso anual de 5.000 kWh y 50.000 kWh por 8,38 euros de término fijo, y término variable 0,04902 €/kWh.

Y en el mercado libre, las tarifas las determina la comercializadora que escojas.



El gas butano: hace que sea uno de los gases más escogidos entre los usuarios que no tienen acometida para el gas natural o propano. Es el método más popular del siglo XX para calentar las viviendas. Es indudable que las bombonas de butano han dado un excelente remedio para millones de casas desde su nacimiento. En consecuencia, presume de ser una manera muy alcanzable de energía que ha hecho de ella la madre indiscutible desde los últimos años a día de hoy.

Si bien el precio de las bombonas de butano varía según diversas condiciones. No obstante sigue siendo una opción muy asequible para muchas viviendas a causa de que una bombona puede aprovisionar gas suficiente y éste dispone de un alto poder energético.

Después de leer las diferentes clases de energía, si te preguntan ¿Qué tipo de energía es mejor para tu hogar? ¿Por cual te decantaras?

0 views

TO CONTACT OUR TEAM PLEASE

CALL OR EMAIL US:

Tel: +31 622 91 88 77

       +34 670 23 43 85

Nispensestraat 27

4701 CS Roosendaal

The Netherlands

Avda. de la Sabiduría 32

41927 Mairena del Aljarafe

Seville - Spain

ALTERNATIVELY YOU CAN FILL OUT THE FOLLOWING CONTACT FORM:

© 2019 by HomeLab Spain